El delito de cohecho: Asesoría legal y defensa experta.

Descubre cómo podemos ayudarte hoy mismo

El delito de cohecho: Asesoría legal y defensa experta.

El delito de cohecho es una conducta ilegal que afecta el funcionamiento de los servicios públicos. Se divide en cohecho pasivo, cuando las autoridades aceptan dádivas, y cohecho activo, cuando los particulares las ofrecen. Existe una excusa absolutoria si se denuncia antes de dos meses. Las personas jurídicas también pueden ser responsables penalmente. Protege la imparcialidad de la Administración. Consulta con JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS, expertos en derecho penal, para asesoramiento legal en casos de cohecho.

Antecedentes del delito de cohecho

El delito de cohecho, también conocido como soborno, es un tema de gran relevancia en el ámbito judicial y afecta directamente el normal funcionamiento de los servicios públicos y el prestigio de la función pública. Su origen se remonta a tiempos antiguos, donde se evidenciaba que el intercambio de favores, regalos o dinero para obtener beneficio personal o ventajas indebidas era una práctica común.

A lo largo de la historia, se han desarrollado normativas y legislaciones para combatir esta conducta corrupta y garantizar la integridad de la función pública. En el caso de España, el delito de cohecho está tipificado en el Código Penal entre los artículos 419 y 427 bis, estableciendo las distintas formas y penalizaciones para quienes incurran en esta conducta ilícita.

La autoridad o funcionario público que, en provecho propio o de un tercero, recibiere o solicitare, por sí o por persona interpuesta, dádiva, favor o retribución de cualquier clase o aceptare ofrecimiento o promesa para realizar en el ejercicio de su cargo un acto contrario a los deberes inherentes al mismo o para no realizar o retrasar injustificadamente el que debiera practicar, incurrirá en la pena de prisión de tres a seis años, multa de doce a veinticuatro meses, e inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo por tiempo de nueve a doce años, sin perjuicio de la pena correspondiente al acto realizado, omitido o retrasado en razón de la retribución o promesa, si fuera constitutivo de delito.

Artículo 419 del Código Penal

La lucha por erradicar el cohecho se ha fortalecido a nivel internacional, con la adhesión de diversos países a convenios y tratados que promueven la transparencia y la rendición de cuentas en las funciones públicas. Estos esfuerzos buscan garantizar la igualdad de oportunidades, evitar la corrupción y garantizar el correcto funcionamiento de las instituciones estatales.

delito de cohecho

Tipos de cohecho

En el delito de cohecho se pueden identificar dos formas básicas: el cohecho pasivo y el cohecho activo.

Cohecho pasivo

El cohecho pasivo se refiere a la aceptación de dádivas por parte de autoridades o funcionarios públicos. En esta modalidad, las autoridades reciben dinero, regalos o favores, ya sea para su propio beneficio o en nombre de un tercero.

Cohecho propio

El cohecho propio se configura cuando un funcionario público comete un acto ilegal en beneficio directo de un particular a cambio de una recompensa. En estos casos, se solicita una compensación a cambio de favorecer al particular.

Cohecho impropio

En cambio, el cohecho impropio se da cuando se solicita una recompensa por realizar un acto propio de su cargo o uno que no debe ser retribuido. Es decir, el funcionario público pide una compensación por cumplir con sus funciones o por acciones que son de su responsabilidad.

1. El particular que ofreciere o entregare dádiva o retribución de cualquier otra clase a una autoridad, funcionario público o persona que participe en el ejercicio de la función pública para que realice un acto contrario a los deberes inherentes a su cargo o un acto propio de su cargo, para que no realice o retrase el que debiera practicar, o en consideración a su cargo o función, será castigado en sus respectivos casos, con las mismas penas de prisión y multa que la autoridad, funcionario o persona corrompida.

2. Cuando un particular entregare la dádiva o retribución atendiendo la solicitud de la autoridad, funcionario público o persona que participe en el ejercicio de la función pública, se le impondrán las mismas penas de prisión y multa que a ellos les correspondan.

3. Si la actuación conseguida o pretendida de la autoridad o funcionario tuviere relación con un procedimiento de contratación, de subvenciones o de subastas convocados por las Administraciones o entes públicos, se impondrá al particular y, en su caso, a la sociedad, asociación u organización a que representare la pena de inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con entes, organismos o entidades que formen parte del sector público y para gozar de beneficios o incentivos fiscales y de la Seguridad Social por un tiempo de cinco a diez años.

Artículo 424 del Código Penal

Cohecho activo

El cohecho activo involucra la entrega de dádivas por parte de un particular a una autoridad o funcionario público. Esta acción busca obtener un beneficio ilegal a través del ofrecimiento de dinero, regalos o favores.

Ambas formas de cohecho, tanto el cohecho pasivo como el cohecho activo, son consideradas delitos y están sujetas a penas de prisión, multas e inhabilitación para ocupar cargos públicos.

Excusa absolutoria para el delito de cohecho

El delito de cohecho contempla una excusa absolutoria en el Código Penal. Esta figura exonera de pena al particular que haya accedido ocasionalmente a la solicitud de dádiva, siempre y cuando denuncie el hecho antes de transcurrir un plazo de dos meses desde la solicitud.

Quedará exento de pena por el delito de cohecho el particular que, habiendo accedido ocasionalmente a la solicitud de dádiva u otra retribución realizada por autoridad o funcionario público, denunciare el hecho a la autoridad que tenga el deber de proceder a su averiguación antes de la apertura del procedimiento, siempre que no haya transcurrido más de dos meses desde la fecha de los hechos.

Artículo 426 del Código Penal

La excusa absolutoria es una oportunidad para que aquellos que se han visto involucrados en un acto de cohecho puedan redimirse y evitar las consecuencias penales. Es un mecanismo que fomenta la colaboración con la justicia y contribuye a la lucha contra la corrupción.

Para beneficiarse de esta excusa absolutoria, es fundamental que el particular denuncie el delito dentro del plazo establecido. De esta manera, se demuestra su disposición a colaborar y a poner fin a la conducta corrupta. Es importante contar con el asesoramiento de profesionales expertos en derecho penal, como JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS, para llevar a cabo este proceso de denuncia de manera correcta y efectiva.

La excusa absolutoria es una medida que busca incentivar la integridad y la transparencia en el ámbito público. Al brindar la oportunidad de evitar la responsabilidad penal, se promueve la cultura de denuncia y la lucha contra la corrupción, protegiendo así el funcionamiento adecuado de los órganos del Estado y la confianza en la Administración pública.

Responsabilidad penal de las personas jurídicas

En el ámbito del delito de cohecho, es importante destacar que no solo las personas físicas pueden ser penalmente responsables, sino que también las personas jurídicas pueden ser objeto de castigo. 

Según lo establecido en el Código Penal, las empresas o entidades pueden incurrir en responsabilidad penal si cometen actos de cohecho en su nombre o por parte de sus representantes legales. Esto implica que tanto los directivos como los empleados pueden ser imputados por su implicación en delitos de cohecho.

Cuando de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis una persona jurídica sea responsable de los delitos recogidos en este Capítulo, se le impondrán las siguientes penas:

a) Multa de dos a cinco años, o del triple al quíntuple del beneficio obtenido cuando la cantidad resultante fuese más elevada, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.

b) Multa de uno a tres años, o del doble al cuádruple del beneficio obtenido cuando la cantidad resultante fuese más elevada, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de más de dos años de privación de libertad no incluida en el anterior inciso.

c) Multa de seis meses a dos años, o del doble al triple del beneficio obtenido si la cantidad resultante fuese más elevada, en el resto de los casos.

Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales podrán asimismo imponer las penas recogidas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33.

Artículo 427 bis del Código Penal

La responsabilidad penal de las personas jurídicas tiene como objetivo principal sancionar las conductas ilícitas cometidas en el ámbito empresarial. Esto se debe a la importancia de mantener la integridad y la transparencia en las actividades económicas y comerciales.

Las consecuencias legales para una persona jurídica que sea declarada responsable de cohecho pueden ser significativas. En primer lugar, puede conllevar fuertes multas económicas que pueden afectar seriamente la estabilidad y viabilidad financiera de la empresa. Además, la empresa puede sufrir pérdida de reputación y confianza en el mercado, lo que puede llevar a la pérdida de clientes y oportunidades de negocio.

Es fundamental que las empresas adopten medidas preventivas y establezcan mecanismos de control interno para evitar la comisión de actos ilícitos como el cohecho. Esto incluye la implementación de programas de cumplimiento normativo, la formación y concienciación de los empleados, así como la colaboración con las autoridades en investigaciones relacionadas con el delito de cohecho.

En JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS contamos con expertos en derecho penal que pueden asesorar y representar legalmente a las personas jurídicas involucradas en casos de cohecho. Ponemos a su disposición nuestros conocimientos y experiencia para garantizar la defensa adecuada de sus intereses y la protección de su empresa ante cualquier situación legal relacionada con el delito de cohecho.

Naturaleza del delito de cohecho

El delito de cohecho, o soborno, tiene una naturaleza compleja y se encuentra estrechamente ligado al funcionamiento de los órganos del Estado y la imparcialidad de la Administración. Se considera una conducta que afecta directamente al normal desarrollo de los servicios públicos y al prestigio de la función pública.

Este tipo de delito se clasifica en dos formas básicas: cohecho pasivo y cohecho activo. En el cohecho pasivo, se trata de la aceptación por parte de autoridades o funcionarios públicos de dinero, regalos o favores para su propio beneficio o el de terceros. Por otra parte, en el cohecho activo, un particular entrega dádivas con el objetivo de obtener beneficios ilegales.

La naturaleza unilateral del delito de cohecho ha sido motivo de debate. Aunque existe discrepancia, se considera mayoritariamente como un delito unilateral debido a la independencia de las responsabilidades por cohecho activo y pasivo. Esto implica que la comisión de un delito de cohecho no requiere de la participación de ambas partes, ya que tanto el ofrecimiento o aceptación de dádivas como la correspondiente acción ilícita son suficientes para constituir el delito.

El delito de cohecho busca proteger el respeto necesario que los funcionarios públicos deben mantener hacia el funcionamiento adecuado de los órganos del Estado y garantizar la imparcialidad en la toma de decisiones de la Administración. Su correcta y eficaz persecución es crucial para asegurar la transparencia y confianza en el sistema.

Bien jurídico protegido en el delito de cohecho

El delito de cohecho tiene como objetivo salvaguardar dos aspectos fundamentales en el ámbito de la función pública: el respeto necesario hacia el funcionamiento de los órganos del Estado y la imparcialidad que debe caracterizar a la Administración.

En primer lugar, se busca preservar el correcto funcionamiento de los servicios públicos y garantizar que las autoridades actúen de acuerdo con los principios de transparencia, eficiencia y legalidad. El cohecho pone en riesgo esta integridad, ya que implica la aceptación de dinero, regalos o favores a cambio de actos impropios de la función pública.

En segundo lugar, el delito de cohecho busca proteger la imparcialidad en la toma de decisiones por parte de los funcionarios públicos. Esto implica garantizar que sus actuaciones estén basadas únicamente en criterios objetivos y legales, sin dejarse influenciar por intereses particulares o beneficios económicos ilegítimos.

El bien jurídico protegido no se limita únicamente al correcto funcionamiento de los servicios públicos y la imparcialidad de la Administración, sino que también abarca la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y en el sistema de justicia. La corrupción y el cohecho socavan esta confianza y generan un clima de descontento e inseguridad.

En JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS, somos expertos en derecho penal y estamos altamente capacitados para brindarte asesoramiento legal en casos relacionados con el delito de cohecho.

Nuestro despacho cuenta con amplia experiencia en litigios penales y conocimiento profundo de las leyes vigentes relacionadas con el cohecho. Estamos comprometidos en proteger tus derechos y garantizar una defensa sólida y eficaz.

Si te encuentras involucrado en una situación relacionada con el cohecho, es fundamental contar con la representación de un equipo legal confiable y experimentado. En JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS, trabajaremos de cerca contigo para analizar tu caso en detalle, identificar las estrategias legales más adecuadas y brindarte la mejor defensa posible.

Nuestro objetivo principal es proteger tus intereses y asegurarnos de que recibas la representación legal que mereces. Nos comprometemos a brindarte un trato personalizado y dedicado, manteniéndote informado en todo momento sobre el desarrollo de tu caso y proporcionándote el apoyo que necesitas en cada etapa del proceso legal.

En JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS, entendemos la complejidad del delito de cohecho y estamos preparados para ayudarte a enfrentar cualquier acusación o situación legal relacionada. Nuestro equipo está comprometido en lograr los mejores resultados posibles para nuestros clientes, utilizando todos los recursos legales a nuestro alcance.

Si buscas asesoramiento legal en casos de cohecho, no dudes en contactarnos. En JIMENEZ Y LOZANO ABOGADOS, te proporcionaremos la asistencia legal experta que necesitas para enfrentar esta situación legalmente complicada.

El delito de cohecho: Asesoría legal y defensa experta.

Autor

Deja un comentario

Comparte:

Indice de contenidos

Estamos en las redes sociales

Post más populares

Estafa agravada
Antonio Lozano Sedeño

¿Qué es una Estafa Agravada?

La estafa agravada es un delito que implica un engaño significativo para causar un perjuicio económico considerable a otra persona. Este tipo de estafa se

Lee más »
Últimos Blogs

Suscribete a nuestro blog semanal

No spam, solo notificaciones sobre nuestros productos y blog.

ABOGADOS

Post relacionados

Abrir chat
¿Sospechas de cohecho? No estás solo. Escríbenos por WhatsApp para consultas legales y soporte inmediato. Expertos a tu servicio